Dos legislaturas temporales llevamos hasta el momento en España y aún estamos por formar un Gobierno estable, mientras tanto entre otros muchos problemas nacionales de alta prioridad que no se han tratado en estos casi 6 meses de inestabilidad política y los que aún nos quedan por vivir y padecer hasta que forme Gobierno, en España seguimos exactamente igual que hace 40 años en lo concerniente a regular las actividades vinculadas con el sexo de pago.

Ya hace algún tiempo tuve la oportunidad de leer un artículo francamente extenso sobre el tema en el diario elcorreo y desgraciadamente aunque el mismo ya goza de tener un año y pico desde que se publico, bien refleja que en España las cosas del palacio van despacio o simplemente a “velocidad absurda” pues es tocar un tema tan sensible y necesario como la legislación sobre el consumo de drogas blandas o la regularización de las actividades vinculadas con la prostitución que da absolutamente lo mismo que seas de derechas, izquierdas, social-demócrata o simplemente anti-taurino; pues la perdida de votantes por posicionarte tanto a favor como en contra de la abolición de este tipo de actividades algo te costará en las urnas y con estas, como que ya llevamos un cierto tiempo jugando con ellas

A la espera de que algún partido político de un paso al frente y consiga los apoyos necesarios para – aunque sea – formar un Gobierno en minoría, la regulación de las actividades relacionadas con la prostitución continúan a la deriva a la que por desgracia ya está más que acostumbrada, aunque las asociaciones pro-reguladoras mantengan la misma intensidad en su pulso con la Administración, sus voces poco pueden hacer cuando las mismas chocan desde tiempo a contra su propio eco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *